.

 

 

 

Un dulce milagro llamado Grecia

Grecia era su nombre al nacer, pero Dios le cambio su nombre a Dulce milagro, ella nacio sin su esofago, o sea no traia nada del tubo que lleva la comida de la boca al estomago. A las 24 horas de nacida tiene su primera operacion, que es hacerle un orificio en su cuello para que expulse su saliva y otro en el estomago para que se le introdusca una sonda para que alli se alimente. Grecia vivio alimentandose por su sonda por 7 años, al tiempo en el que Dios le dio su propio esofago.

Ahora ella come normal; tiene 11 años y es una niña muy sana, sabes por que, porque Dios nos dio lo que le pedimos. del caso de ella no se salva ningun niño pero nosotros nos agarramos de una palabra poderosa que dice, si permaneceis en mi y mi palabra permanece en vosotros pedid todo lo que quereis y os sera hecho, los medicos no se explican como sucedio estan sorprendidos y toda la gente que la vio por esos 7 años tambien estan maravillados, todo lo que vivimos con ella fue un verdadero milagro, que sea para la Gloria de Dios.

11 de octubre de 2007

Suyapa Fuentes
Edad: 46
San Pedro Sula, Cortes, Honduras
Candy_fuentes15@hotmail.com


 

Llamado de Dios

Un dia escuche unas palabras en sueño que me desian que predicara la palabra de Dios y esto me ocurria frecuentemente y no me dejaban dormir estas palabras que escuchaba, asisti a una iglesia cristiana y pregunte que eran estos sueños y estas voses, y me respondio una lider de la iglesia que no prestara atencion a los sueños porque los sueños eran sueños y que yo tenia que buscar a Dios y seguir adelante en la busqueda de Dios. acontecio que un dia estando yo durmiendo siendo las 3:am de la mañana escuche una vos que me dijo, levantate porque voy a hablar contigo. yo me desperte y no vi a nadie y segui durmiendo, luego escuche la vos que me dijo nuevamente, levantate porque voy a hablar contigo y procedi a sentarme en la cama y a agarrarme la cabeza y decir Dios mio esto que es acaso me estoy volviendo loco? luego me pare de la cama y fui a la sala del apartamento y me arrodille diciendo, Dios mio si tu eres quien me esta hablando hablame ahora porque yo pregunto y nadie me dice nada y no me dan una respuesta a lo que me sucede.

Escuche una vos audible que me dijo leete job 33 porque yo te voy a hablar, y busque por todo el apartamento para ver de donde habia salido esta vos, y no vi a nadie, despues fui a mi habitacion y cogi mi biblia y busque en ella el libro de job capitulo 33 y encontre que desde el verso 12 en adelante dice, "por que contiendes contra Dios? el no da cuenta de ninguna de sus razones. y yo te respondere porque mayor es Dios que los hombres y Dios le habla al hombre en sueño en vision nocturna cuando el sueño reposa sobre los hombres y esto lo hace Dios una y dos veses para apartar al baron de la soberbia detendra su alma del sepulcro y  su vida de que perezca a espada" ... luego empese a llorar y a entender que era Dios quien me hacia un llamado divino. por eso motivo a la gente a no especular ni a hablar nada de lo que no hemos visto ni esperimentado con respecto a Dios sino mas bien decirle yo tambien te quiero esperimentar y el lo hara en ti cuando vea un corazon sincero y dispuesto a servirle y serle fiel. DIOS TE BENDIGA.

7 de octubre de 2007

WILLIAM AHUMEDO
Edad: 34
CARTAGENA, COLOMBIA
WILLIEDU73@HOTMAIL.COM


 

Sanada por las llagas de Cristo

Amados hermanos ante todo doy gracias a Dios por la hermosa oportunidad de dar a conocer a través de este medio lo que El ha hecho en mi vida dándome contínuamente sanidad a mi cuerpo. Bueno en verdad son tres grandes testimonios: 1. Desde mi niñez sufrí muchos dolores de muelas y tenía muy mala dentadura, siempre estaba llorando porque de tiempo en tiempo se me presentaban dolores terribles de la dentadura. Es así que inclusive un día visité al dentista y me practicó una endodoncia (extirpación del nervio), a pesar de esto la muela que me estaba tratando no paraba de doler y ni siquiera el mismo médico se podía explicar, inclusive me indicó que tenía que abrir por el maxilar en operación para poder retirar todo lo que quedaba de nervio. Al día siguiente yo llegaba a la reunión de la iglesia y cuando iba entrando el Pastor dijo, hoy el Señor ha venido para sanar y restaurar dentaduras y todo dolor de muelas se irá para siempre y yo exclamé ¡aleluya eso es para mi! y efectivamente así fue. Hasta ahora han transcurrido más de 10 años de esto y la verdad no se lo que es un dolor de muelas que les parece hermanos.

2. Hace aproximadamente cuatro años sufría de constantes dolores de las piernas y los brazos, realmente era terrible había días que ya ni siquiera podía caminar, me diagnosticaron 2 hernias discales y por los dolores que tenían estaba a punto de operarme pero gracias a mi Señor, y a un médico cristiano que me aconsejó que no lo hiciera y al contrario me dió un poco de terapia hoy estoy sana y aunque a veces tengo un poquito de dolor ya no es insoportable como antes, es decir el Señor va curando mi cuerpo conforme prospera mi alma.

3. Al mismo tiempo de mi enfermedad de la columna y supuestamente de tanto estress o dolor me brotó una alergia muy fuerte a un lado del rostro, cada vez que me preocupaba y me dolía el cuerpo brotaba a mi cara una cantidad de ronchas grandes que me ardían y me picaban, la verdad es que ya ni siquiera los podía cubrir con maquillaje y me sentía muy mal hasta un tanto avergonzada con las personas que me veían; aunque había visitado a una buena dermatóloga nada pudo hacer, entonces un día iba a comprar una crema para el rostro, no costosa como las que acostumbraba a ponerme más bien muy barata porque no tenía ya dinero y estoy segura que el Señor escuchó mis plegarias y me concedió la sanidad, al otro día mi piel lucía muy tersa y completamente sana, hasta parecía la piel de un bebé y puedo dar gloria y honra a mi Señor que hasta ahora sigue así. Gracias Señor porque tu haces cosas grandes y maravillosas y la sanidad nos das a través de tus llagas y los sufrimientos que tuviste que pasar por amarnos sin límites. Con amor. RITA

19 de marzo de 2007

RITA YEPEZ 
Edad: 41
Quito, Pichincha, Ecuador
ritayyepez@yahoo.com


 

El Dinero

He sido evangelica toda mi vida; me he entregado a Dios con todo mi corazon. Con mi padre evangelizábamos en los buses, orabamos por las personas, veiamos cómo cambiaba Dios a las personas y las prosperaba. Es maravilloso todo esto pero habia algo en mi vida que me mataba.. el Dinero, el mas famoso dios del mundo. Siempre habiamos sido tan pobres en mi familia de 7 personas, mi padre trabajando durante 18 horas diarias, mi madre y mis hermanos eran evangelicos mediocres, siempre querian lo mejor y no trabajaban.  Nuestra vida familiar era entre peleas, vicios,humillaciones, extrema pobreza.

Me vine a Estados Unidos pero era fracaso tras fracaso. Las cosas con Dios eran maravillosas ... ayunaba, oraba, pero despues cuando salia a la calle a trabajar, me botaban por ser ilegal, no me alcanzaba el dinero, no tenia con que comer, vivi en la calle varios dias por no pagar la renta; era una continua pelea por no blasfemar, odiaba cuando un predicador hablaba acerca de que tenemos un Dios que es dueño del oro y la plata, que somos hijos de un rey,, odiaba cuando una persona que nunca ha sufrido la pobreza en carne viva me dijiera que Dios era un Dios rico, pero a la vez, nunca se me olvidaba el texto que mi padre me repetia:  "No he visto justo desamparado, ni su simiente que mendigue pan."

Era un continuo padecer, mi cuerpo sin tener qué comer; con ganas de irme al mundo y dejar a Jesus pero, habia algo en mi alma que no lo permitia. Llegó el momento que, a pesar de mi pobreza, algo me hacia evangelizar, hablaba todo de Jesus pero, llegue a implementar en mi predicacion el decir,,, si te entregas a Jesus el no te dara dinero,, seras mas pobre cada dia,, lo que El te dara es vida eterna, no dinero,,, lo repetia tantas veces porque pensaba que si no lo hacia me comprometia con ellos porque mi vida era pobre, no podia predicar lo que no tenia,,, 

Tres años de pobreza en llevaba en Estados Unidos hasta que un dia, estallé. Llamé a mi papa y le dije: mi vida ha sido de tribulacion, llanto, pobreza, angustia continua por tener que comer; Renuncio, no creo mas en Dios, no creo mas en sueños, no ayunaré mas, renuncio. Mi padre me respondio,, yo tambien. Paso ese dia y no ore, no ayune, trate de perderme de El,, Cuando un dia, sin pensar, estaba llorando de rodillas en el sillon y me vi caminando de la mano de Jesus pero cuando El me soltaba, me caia y no me levantaba hasta que El llegaba y me agarraba de nuevo. En ese momento lo entendi, Dios me puso en el mundo con muchas armas, mi cuerpo, mis manos, mis ojos etc, me dio entendimiento de su palabra y El, como todo padre, espera que yo salga adelante por mi misma, luchar hacia adelante no echandole a El la culpa; si me caigo,, o si me va mal,, solo seguir adelante, continuar a la meta, levantarme y darle con mas fuerza, no esperar que que El haga un milagro para que me levante, no esperar verlo o que me de un sueño para hacer lo que tenga que hacer. Sabemos lo que le agrada y lo que le desagrada, solo luchar y no culpar a nadie por lo bueno o lo malo que tengo, solo seguir adelante pidiendo a El la conduccion, pero demostrando que soy un evangelico maduro, que puedo pararme, ver la luz de Jesus llegar y arrodillarme a sus pies no porque me cai,, sino porque quiero adorar,,  

Hay que buscar el Rostro de Jesus, no su mano. Encontre paz, tanta como nunca habia tenido. El arma mas eficaz es entender que Dios nos dio la vida para adorarle, no para pedirle; lo que hagamos en esta vida es para nosotros y nuestro bienestar. Hay que luchar por agarrar eso pero nunca descuidar el espiritu. Mi papa tambien recibio revelacion y desde ese momento, no le dire que tengo riquezas materiales, pero sí tengo paz y tranquilidad.  Me abunda el dinero y si pierdo un trabajo no me aflijo, busco otro, pero la paz nunca la volvi a perder.

11 de dicembre de 2004


Dorcas Hernandez
Edad: 28
Dallas, Texas, Estados Unidos
dorcas_hernandez@hotmailcom


 

Dios es nuestro Proveedor

Mi nombre es Esther Valentín. Quiero compartir uno de mis muchos testimonios de lo que ha hecho en mi vida el Todopoderoso Dios. Esto sucedió en el verano del año 2003. Mi esposo acababa de quedar desempleado de un trabajo de chiripas que tenía por lo cual no tenía derecho al beneficio de desempleo. El era el sostén de la casa. Estábamos viviendo del beneficio del PAN (programa alimenticio del gobierno).

Mi familia se compone de 5 miembros de los cuales 3 son menores de edad. No teníamos carro para movernos lo cual en mi país es una necesidad. Estaba yo leyendo la Palabra de Dios cuando me encontré con este versículo el cual me hizo sentir la confianza de hacerle una petición a Dios. Era como si Dios deseara que yo le pidiera ... Salmo 68:17 "Los carros de Dios se cuentan por veintenas de millares de millares" Anteriormente me pasaba por la mente pedirle un carro, pero cuando lo hiba a hacer, pensaba que, gracias al Señor, yo tenía buenas piernas y podía caminar largas distancias, y lo hacía. Pero esta vez era como si Dios mismo me invitara a pedirle.

En mi pensamiento lo visualisaba contando los carros por veintenas de millares... Una veintena de millar de millar, dos veintenas de millar de millar, tres veintenas de millar de millar... Bueno, en resumidas cuentas me animé y le pedí así... "Padre, si tu tienes tantos carros, yo quiero dos, uno para mí y otro para mi esposo, pero quiero que el de él sea 4x4 (a él le gusta ir a los montes y sitios donde no hay carretera) Yo no quiero que cuando el se vaya a trabajar yo me tenga que quedar en casa sin poder ni siquiera hacer la compra antes de que el llegue. Así que le pedí como si estuviera hablando con un amigo. Esta petición solo la sabía Dios y mi hija de 12 años, ya que yo se lo comenté.

Como a las dos semanas viene a verme una amiga y hermana en Cristo la cual le dice al esposo, voy a salir con Esther un momento, dame $10.00. Me sorprendí de eso pues ella jamás me había pedido nada. Estaba muy sospechosa. Salimos, y para mi sorpresa fuimos a la oficina donde se hacen los traspasos de vehículos de motor y allí me regaló su carro sin que ella supiera mi petición. Luego me explicó que Dios la tocó. Cuando esto pasó me sorprendí pero a la vez me preguntaba: ¿Y la 4x4 qué? Sé que sueno desagradecida pero esa fue mi petición y no estaba completa aún. De todos modos comencé a agradecerle por sus bendiciones.

Pasaron aproximadamente dos semanas o tres cuando mi esposo recibe una visita de un hermano en Cristo y amigo del alma. Estuvieron hablando largo rato. Yo los dejé solos porque la conversación parecía seria. Cuando el amigo se fue me dijo en voz trágica: "siéntate, tengo que hablarte... mi amigo me regaló su trooper 4x4. Yo me iba a morir... Dios lo había hecho y lo maravilloso del caso era que solo Dios y mi hija conocían mi petición. Ni siquiera mi esposo la sabía. No me quedaba duda que Dios estaba en el asunto. Aun le estoy dando gracias, pero me dio mas. Le dio un trabajo a mi esposo y otro a mí.  La gloria sea toda para Dios. Espero que con este testimonio puedas entender que Dios se ocupa de todas las áreas de tu vida. El conoce  tus necesidades y se agrada en sulpirlas. “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús “ Filipenses 4:19

24 de octubre de 2003

Esther Valentín
Edad: 40
Arecibo, Puerto Rico
estrella03777@hotmail.com


 

 

 

 

 

 Vota X este Sitio. 

 


Copyright © 2001-12  Maran-ata.Net - Todos los Derechos Reservados

  Online Users